𝗗𝗢𝗨𝗟𝗘𝗨𝗥𝗦 𝗗𝗘𝗡𝗧𝗔𝗜𝗥𝗘𝗦

Publicado por Laurent Pas en


1. Enjuague con agua salada
Para muchas personas, un enjuague con agua salada es un tratamiento efectivo de primera línea. El agua salada es un desinfectante natural y puede ayudar a aflojar las partículas de comida y los desechos que pueden quedar atrapados entre los dientes. Tratar un dolor de muelas con agua salada también puede ayudar a reducir la inflamación y curar las llagas en la boca.
Para usar este tratamiento, mezcle 1/2 cucharadita de sal en un vaso de agua tibia y utilícelo como enjuague bucal.

2. Enjuague con agua oxigenada
Un enjuague con peróxido de hidrógeno también puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación.
Además de matar las bacterias, el peróxido de hidrógeno reduce la placa y cura las encías sangrantes. Asegúrese de diluir el peróxido de hidrógeno adecuadamente.
Para hacer esto, mezcle partes iguales de peróxido de hidrógeno al 3% y agua. Utilice esta mezcla como un enjuague bucal. No te lo tragues.

3. Compresa fría
Puede usar una compresa fría para aliviar cualquier dolor que esté experimentando, especialmente si algún tipo de trauma ha causado su dolor de muelas. Cuando aplica una compresa fría, los vasos sanguíneos en el área se restringen. Hace que el dolor sea menor. El frío también puede reducir la hinchazón y la inflamación.Simplemente aplique una bolsa de hielo envuelta en una toalla en el área afectada durante 20 minutos a la vez. Puede repetir esta acción cada pocas horas.

4. Bolsitas de té de menta
Las bolsitas de té de menta se pueden usar para adormecer el dolor y calmar las encías sensibles. Para hacer esto, deje que una bolsita de té empapada se enfríe antes de aplicarla en el área afectada. Todavía debe estar ligeramente caliente. Por el contrario, puede usarlo para enfriar, en lugar de calentar, el área. Para hacer esto, coloque una bolsita de té usada en el congelador durante unos minutos para que se enfríe, luego aplique la bolsita en su diente. Obtenga más información sobre los beneficios para la salud de la menta.

5. Ajo
Durante miles de años, el ajo ha sido reconocido y utilizado por sus propiedades medicinales. No solo puede matar las bacterias dañinas que causan la placa dental, sino que también puede actuar como analgésico. Para ello, tritura un diente de ajo hasta crear una pasta y aplícala en la zona afectada. Puedes agregar un poco de sal. Alternativamente, puedes masticar lentamente un diente de ajo fresco.

6. Extracto de vainilla
El extracto de vainilla contiene alcohol, que puede ayudar a adormecer el dolor. Sus probadas propiedades antioxidantes también lo convierten en un eficaz sanador. Para hacer esto, aplique una pequeña cantidad de extracto de vainilla en su dedo o en una bola de algodón. Aplíquelo directamente en el área afectada varias veces al día.

7. Aceite de clavo
El clavo se ha utilizado para tratar dolores de muelas a lo largo de la historia, porque su aceite en realidad puede adormecer el dolor y reducir la inflamación. Contiene eugenesia, que es un antiséptico natural. Para aprovechar estos efectos beneficiosos, aplique una pequeña cantidad de aceite de clavo en una bola de algodón y aplíquelo en el área afectada. Puede diluir el aceite de clavo con unas gotas de aceite vegetal, como el aceite de oliva, o agua. Repite la operación varias veces al día. También puedes añadir una gota de aceite de clavo en un vasito de agua y hacer un enjuague bucal.
Suscríbete a nuestro boletín y recibe la guía de inmunidad aquí: https://guide-newsletter.gr8.com/



Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Haut